Haikus III

Somos como los arboles en otoño,
esperanzados en otra primavera,
de flores y frutos.

El murmullo casi inapreciable del arroyo,
como el latido de un corazón,
vida.

Caminos perdidos, bosques oscuros,
pueblos abandonados en una tierra yerma,
y en la distancia una luz cegadora.






btemplates

5 comentarios:

Karmaya dijo...

Tan cierto como la vida misma. Por ello me pregunto... Por que siempre estamos esperando algo, nunca disfrutando de lo que tenemos en el momento, siempre a la espera de "tiempos mejores"? Sigue asi

Karmaya dijo...

Tan cierto como la vida misma. Por ello me pregunto... Por que siempre estamos esperando algo, nunca disfrutando de lo que tenemos en el momento, siempre a la espera de "tiempos mejores"? Sigue asi

mientrasleo dijo...

Yo a la espera de tiempos mejores les recordaría lo que dijo santa teresa, o Truman Capote.. "Se derraman más lágrimas por las plegarias atendidas que por las no atendidas".
Disfrutad hoy.
Un abrazo

Libros Que Voy Leyendo dijo...

Parece algo inherente al ser humano, siempre estar pensando en el futuro olvidandose de disfrutar el presente.

te seguimos, me parece muy bonito lo que escribes

un beso
Lourdes

JineteNocturno dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Es cierto que ser humano por desgracia es un mayoria un ser que siempre busca algo mas....