Un tipo Cualquiera.

No se si esto es una historia o que es. Creo que trato de contar una historia pero no logro elaborarla, me centro en detalles y no logro darle forma. Es una historia que no tiene demasiada importancia, quizás si para mi, pero no estoy seguro de que la tenga para ustedes. Podría empezar presentando a su protagonista, ya saben lo típico, su pelo, sus rasgos, si forma de vestir pero eso no es importante, solo diré que es un hombre. Podría daros detalles de su carácter pero estos se verán conforme pase la historia Al fin y al cabo son sus vivencias las que han ido forjando su forma de ser. No entiendo porque me cuesta tanto comenzar a escribir esta historia, es algo frustrante.

Cuando era joven nuestro protagonista era un tío soñador, con mucha imaginación, bastante gracioso, leal con su gente, enamoradizo. La vida fue cambiando este tipo de cosas. Aprendió a que ir de cara tiene su precio, un precio caro por cierto. Aprendió que no te suelen pagar la lealtad al mismo precio que tu le das. Aprendió la cara amarga de enamorarse. Aprendió muchas cosas, no todas malas pero ya se sabe el ser humano suele quedarse con lo malo antes que con lo bueno y sin duda lo marca mas. Comprendió que no siempre se puede reír, muchas veces nos toca llorar, muchas mas de las que deseamos.

Y cambio, conoció la rabia, el miedo, la frustración y el odio, se dejo llevar por ellos a veces, otras peleo contra ellos, unas veces gano otras veces perdió. Se fue creando una capa en el pecho para que las cosas no le afectaran, busco un yelmo con el que cubrirse la cabeza de las ostias de la vida y de la gente. Le dio a su humor un toque negro, puso una vaya entre el y la gente y comenzó a medir las cosas que hacia y decia.

Pero nada de esto sirvió de nada, siempre llega alguien que logra entrar, que dejas entrar, ademas poco a poco aprendió que no se puede estar siempre detrás de una mascara, que no se vive mejor así. Le cuesta deshacerse de ella, pero poco a poco lo intenta.

Podría decirse que ahora es ratos una persona y a ratos otra, no es del todo cierto ya que es la misma y no es bipolar, pero digamos que trata de saber juzgar a la gente. No siempre puede, a veces cae en su mascara, su escudo su armadura y le cuesta salir pero lo intenta.

Sabe que se pasa mal cuando se echa de menos y sabe que se pasa mal cuando te echan de menos, sabe mas y trata de ser mejor aunque de vez en cuando siempre cae un palo imprevisto.

En fin como veis hablo mucho de mi personaje pero no logro meterlo en una historia, asi que creo que esto es todo lo que sabréis de el.

Gracias por leer esta "historia".






A mi bulto sospechoso....

btemplates

1 comentarios:

Ana Pepinillo dijo...

tu protagonista no necesita historia.

besos