Dormida dibujo una sonrisa.....

Dejo el libro sobre la mesilla de noche y echo un ultimo vistazo al reloj, como cada noche la lectura le quitaria horas de sueño, aquellas horas o minutos, en los que se sumergia en otros mundos, en las vidas de otras personas, la relajaban y hacian que durmiese placidamente. Podria decirse que los libros habian sustituido a su imaginacion, aquella que se ponia en marcha cuando de pequeña se iba a la cama y soñaba con ser la heroina de alguna historia que ella misma se inventaba sobre la marcha, historias que parecian mezclarse en sueños, historias que raramente acababan, historias que se podian transformar cada noche, añadiendo o quitando detalles. Ella consideraba curiosa esta forma de dormirse asi que nunca se la conto a nadie, siempre penso que la mirarian raro y se reirian de ella, asi que fue su secreto. Ahora ya veinteañera le costaba mucho fantasear con aquellas historias y se habia olvidado de muchas otras que la habian acompañado en la infancia, en cierto modo haber perdido esa capacidad la apenaba, pero no podia evitar sonreir cuando se recordaba de pequeña metida entre las mantas con su peluche, con el pijama que su abuela le habia regalado las navidades anteriores, soñando despierta para dormirse.

Dormida dibujo una sonrisa.....


btemplates

2 comentarios:

Ana dijo...

Me encanta, tu, como escribes, la foto y la historia.. ya era hora de volver a leerte. Un beso

alejoparry dijo...

E irse a la cama con la historia ya ideada. Va y viene. Volverá.