El Juego Sucio

Abre los ojos al escuchar el cerrojo descorrerse, parpadea un par de veces mientras se tapa la cara con la almohada y se da la vuelta en la cama. Nota como el se acerca lentamente, oye el sonido de las pesadas botas, percibe el olor a tabaco, se estremece cuando la dura voz se dirige a ella.



- Vamos levantate, ya es hora de que te arregles un poco -



Su mano acaricia su cabeza suavemente, un escalofrío recorre todo su cuerpo, al sentir el contacto de sus manos. Le aparta la almohada, la toma por el hombro y la pone boca arriba, ella mira sus ojos azules, siempre inexpresivos, sus labios se acercan lentamente a los suyos besándola apenas un instante.



- Venga levantate y duchate, no me hagas decirlo otra vez, te he traído unas cosas - murmura en tono imperativo -



El se da la vuelta, saca un cigarro del bolsillo de la chaqueta, lo enciende, da un par de caladas rápidas, se aleja despacio. Ella se levanta, coge una muda de ropa interior limpia, una camiseta y unos vaqueros, se dirige a la ducha, abre el grifo para que el agua vaya tomando temperatura mientras ella se desnuda. El agua demasiado caliente le hace dar un respingo, baja algo la temperatura del agua y se lava el pelo, su largo y liso pelo negro al que tantas horas y dinero dedicaba antes. El proceso de ducharse le lleva un cuarto de hora, sale cogiendo una toalla, comienza a secarse con rapidez, cuando se esta vistiendo se mira en el espejo, observa las cicatrices de su pecho, cada día se ven un poco menos al igual que las de su espalda.



Cuando sale del baño el ha traído una mesa, ha puesto café, zumo y unas tostadas para ella, ella se acerca, le da un pequeño beso y se sienta en la mesa.



- ¿ Con que las quieres?- pregunta el



- Mantequilla y mermelada y ......... muchas gracias - responde



Observa como unta la mantequilla metodicamente, si algo sobresale un poco lo aparta con el cuchillo, podría hacerse una foto de esa tostada para anuncios de desayunos, es perfecta, el es un perfeccionista. Mira sus finos dedos, lleva las uñas inmaculadas, ella misma le ha hecho la manicura varias veces.



- Aquí tienes, come - dice sacándola de sus pensamientos, el toma café nada mas, lo toma solo, sin azúcar, ella comienza a comer sintiendo como el la mira, de pronto el se levanta y sale del cuarto, vuelve en un minuto con un par de bolsas.



- ¿Me harías un favor? - Inquiere



- Si, claro -



- Me gustaría que hoy te pusieses esta ropa para mi - le dice mientras levanta las bolsas y las deposita en la cama.



- Esta bien - responde confusa.



- Ya veras, estarás preciosa.



Ella acaba de comer, esta algo nerviosa, nunca le había pedido nada semejante, se acerca a las bolsas, de ellas saca una caja, la abre, contiene un largo vestido negro de fiesta, es un vestido bonito con un escote generoso, la otra bolsa lleva medias y ropa interior, un conjunto azul celeste, y por ultimo unos zapatos con un tacón fino muy alto.



- ¿ Te habrá costado muy caro no ? - le pregunta.



- La ocasión lo merece - responde el



- ¿ Que celebramos ? - vuelve a preguntar con ojos sorprendidos.



- ¿ Que mas da?, ¿ Que te he conocido, por ejemplo?, solo te pido que te lo pongas- su tono se endurece.



Ella mira de nuevo la ropa y luego vuelve a mirar los ojos azules de el, su mirada la inquieta siempre, desde el primer día, es lo peor, nunca trasmite nada.



¿ Podrías salir....... -



- ¡ Pontelo de una puta vez ! - grita el, parece mas nervioso que de costumbre.



- Esta bien perdona,no quería enfadarte - replica ella.



Se desviste ante la mirada de el, la ropa que le ha traído le sienta perfectamente, el se acerca para abrocharle la cremallera del vestido.



- Estas preciosa - murmura en su oído, ahora vuelvo no te muevas de aquí y echa esa ropa a lavar.



Cuando vuelve trae consigo una cámara digital, la mira y le indica con la mano que pose para el, el flash se dispara un par de veces, " sonríe preciosa" escucha, y ella sonríe. Cuando acaba, deja la cámara de fotos sobre la mesa, se sienta en la cama y la llama para que se siente en sus rodillas. El pasa una mano por su cintura, y acaricia uno de sus muslos mientras le habla.




- Hoy conocí a una chica muy guapa y simpática, estuve un rato charlando con ella en un bar donde pare a tomar algo esta mediodía, me gusta bastante, creo que te he encontrado sustituta Sonia, no....... no me mires así, tu me gustas, has sido muy buena compañera y lo he pasado realmente bien contigo - le da un beso en la mejilla.




- ¿ Eso significa que podre salir de aquí ? - su voz tiembla al hacer la pregunta, el la mira durante unos segundos, hace una mueca que quiere ser sonrisa.




- Quiero que veas una cosa - el se levanta vuelve con una caja, saca de un sobre unas cuantas fotos - Miralas, Esther, Jennifer, Mara, Salma, Rebeca, Silvia - pasa una docena de fotos, todas llevan el mismo vestido negro que ella, todas sonríen.




- ¿Crees que puedo dejarte marchar después de todo lo que ha pasado?, ¿ De verdad lo has llegado a pensar?, es por eso por lo que debo buscar otra compañera, tu ya estas sometida a mi, el juego pierde su gracia llegado este punto.




No......no.....puede ser......¿ Que piensas hacer ?- acierta a murmurar ella




Hoy lo haremos por ultima vez, luego te matare Sonia- dice el relajado




Ella grita mientras trata de zafarse de el, el la abofetea la tumba sobre la cama, saca sus esposas y la ata a cama.




- Sonia tu decides como morir - le susurra al oído, mientras de un bolsillo saca una navaja - Por las malas, o por las buenas - saca un bote y una jeringuilla del otro bolsillo. Ella deja de agitarse, las lágrimas resbalan por sus mejillas, el se quita de encima suya, se aleja un par de pasos....




- Esta vez te dejare verme la cara - dice mientras se saca la mascara de cuero que Sonia vio día tras día durante meses.......






btemplates

1 comentarios:

☼ Animal Nocturno® dijo...

y que te puedo decir??? me has acojonado! así que ahora no te muestro nada de las chorradas que escribo. CHAPEAU!!! me ha encantado!!!